Twitter Flickr Pinterest LinkedIn YouTube Google Maps E-mail RSS
formats

El universo de almacenamiento, y más allá. Algo de historia anecdótica.

Recuerdo con nostalgia, hace ya bastantes años (1985), una serie formada por 52 capítulos de carácter científico realizados por el Instituto Tecnológico de California.

La fenomenal serie se titulaba: “El Universo Mecánico, y más allá”, abarcaba temas diversos desde Copérnico hasta la mecánica cuántica. Relataba historias de los personajes con una visión especial de la motivación y vivencias de cada genio, razonada de forma extremadamente sencilla y didáctica. Pero lo realmente curioso de este conjunto de documentales era la visión histórica, conocimiento empírico y su camino hacia la aplicación real.

Universo-mecanico

Las conferencias del profesor David L. Goodstein eran sinceramente magistrales. Nos  enseño que se puede observar desde otra perspectiva la evolución de las matemáticas, de la ciencia  y de su origen. Pocas series científicas para estudiantes de este tipo me han calado, y se han producido. Mención aparte también la de “Cosmos” de maestro Carl Sagan, reeditada actualmente, y presentada por Neil deGrasse Tyson.

david-l-goodstein

David L. Goodstein

Neil deGrasse Tyson.

Neil deGrasse Tyson.

En esta entrada voy a hacer memoria y un pequeño recorrido por todos los medios de almacenamiento que hemos usado en esta “reciente historia informática”.

Realmente se escribe poca historia informática, porque existe simplemente poca. Pero todos los avances actuales y pasados en diversos campos como la física y la química, tienen que ver mucho con lo que actualmente usamos. Las bases de la información automática (informática), son elementos químicos y leyes físicas, fundamentadas con herramientas como las matemáticas, aspectos de mercado, decisiones y casualidades son artífices de lo hoy que conocemos y usamos.

Seguramente que para muchos de vosotros algunos de los dispositivos y medios pasados ni siquiera os suenen, puesto que han quedado en el olvido y en completo desuso, pero realmente existieron y fueron artífices de los avances actuales.

Quizá, y sólo quizá el futuro del almacenamiento se apoye en memoria electrónica, principalmente en los discos sólidos, memorias formadas por componentes de funcionamiento no mecánico y la desaparición de los medios ópticos como DVDs, CDs y partes mecánicas como pueden ser los discos duros.

Nuevos elementos, todos ellos en servicios externalizados en la nube o cloud.

Mi visión histórica y anecdótica de los medios de almacenamiento.

Cuando el neoyorquino Herman Hollerith fue contratado por el Gobierno de los Estados Unidos en 1890 para realizar el censo, no fue realmente consciente de lo que llegó a crear. Hollerith observó que la mayor parte de las preguntas contenidas en los censos se podían contestar con un SÍ o un NO. Entonces ideó una tarjeta perforada, una cartulina en la que, según estuviera perforada o no en determinadas posiciones, se contestaba este tipo de preguntas. La tarjeta tenía 80 columnas.

Herman Hollerith

Herman Hollerith

Es pues este medio, el primero que podía almacenar información. Gracias a su invento se tardaron “sólo 3 años” en perforar 56 millones de tarjetas, ahorrando una cantidad enorme de trabajo, medios humanos y esfuerzo a la administración. Que fácil hubiese sido si hubiera empleado una llave de memoria USB.

Pero no sólo se considera importante su invento, sino la empresa que fundó en 1911 cuyo nombre fue TMC (acrónimo que viene a significar en castellano, Compañía de Máquinas de Tabulación).

Pero si no me suena, ¿Cómo va a ser importante TMC?
Amigo, TMC fue el comienzo del gigante IBM.

Pero las tarjetas no eran sólo lo únicos medios en donde se perforaba, fueron siendo substituidas por otro medio ya obsoleto como la cinta de papel. Un rollo de papel con agujeros.

Imaginemos la fiabilidad de esos datos, solamente se basaba en mera celulosa. Metafóricamente eran como escribas egipcios pero con nomenclatura en formato digital. Aun así como era lo que había, se uso mucho durante el siglo XX, sobre todo para realizar comunicaciones con teletipos, almacenamiento de microordenadores, y máquinas CNC. Como comprenderéis, por suerte para mi, no soy tan viejo, y este tipo de medios de almacenamiento no los he llegado a usar.

Pero llegaron las cintas magnéticas, a partir de aquí, si podría afirmar que he las llegado a emplear. Estas cintas almacenaban datos en pistas sobre una banda magnética, el material generalmente empleado era óxido de hierro o cromo. Estas cintas podían almacenar vídeo, audio y datos.cinta-juegos

Claro, hoy todo son datos, pero la información almacenada en las cintas cuando los datos eran programas o información tenía un carácter analógico algo diferente. Seguramente al utilizar las cintas con programas en reproductores de música, se oirían ruidos poco interpretables por el ser humano.

Recuerdo que el primer ordenador que me regalaron el SVI o Spectravideo tenía una unidad de cinta o casette incorporado para cargar los programas o juegos. En una cinta normal que se empleaba para escuchar música se almacenaban los programas en unas determinadas posiciones. El uso del contador era alto muy habitual. Para cargar un programa teníamos que rebobinar la cinta a una determinada posición establecida por el contador, y darle al play para iniciar la lectura.

SVI

Mi primer ordenador SVI

Al cabo de un buen rato, el programa cargaba en los 40 Kbs de RAM.

Este SVI se manejaba solamente con comandos basic, puesto que no disponía como tal del sistema operativo, el intérprete se cargaba en una ROM de 40Kbytes. Me dio mucha guerra, puesto que no era compatible con el estándar MSX, y fue necesario comprar un cartucho para adaptar este equipo a dicho sistema. Pobres padres.

sobre-padres

Pero eso es otra historia.

La cinta fue muy empleada para almacenar estos programas. El cabezal era el elemento que se encargaba de leer y grabar la señal.

Pero las cintas no solamente se emplearon en ordenadores personales. Estos medios fueron ampliamente usados en grandes computadoras de la época y mucho antes.

En 1949 Edvac fue la primera computadora que empleó la cinta magnética como medio de almacenamiento de datos y fue de las primeras computadoras que procesaba con sistema binario en lugar de decimal y un lector grabador de cinta magnética.

El Univac en 1955 fue de las primeras computadoras que solucionó la necesidad de convertir grandes cantidades de información previamente almacenada en tarjetas, a cintas.

En 1963 Philips introdujo el formato compact cassette, al principio se reproducía en pequeñas máquinas portátiles.

Con la necesidad de almacenar datos en las primeras calculadoras personales de HP (Hewllet Packard) se introdujo en 1972 la calculadora DC300 con cartucho de cinta para descargar programas en el sistema central electrónica de AT&T, columna vertebral del sistema telefónico mundial en los setentas.

Actualmente las cintas siguen siendo un medio empleado, pero ha cambiando mucho la tecnología, densidad, velocidad y capacidad de las mismas. Es un medio que sigue con nosotros y ha evolucionado hasta la actualidad.

No tuvieron las misma suerte los discos magnéticos. Actualmente usados por una minoría para tareas muy concretas.

Pocos se han topado con máquinas que manejasen discos de 8 pulgadas. Sí, no me he equivocado, 8 pulgadas, similar a un disco de vinilo sencillo (7 pulgadas y una canción por cara).

No solamente en el tiempo ha evolucionado el medio, tecnología y la forma, sino las capacidades, velocidad de los mismos. En estos discos actualmente no cabria nada.

Los discos flexibles de 5 ¼ me sirvieron para aprender a grabar mediante comandos los programas en COBOL que realizaba por entonces. Estos discos eran flexibles, grandes y se estropeaban con facilidad. Si pasabas cerca por una superficie imantada, adiós a los datos.

disco-5-un-cuarto

Los discos de 3 ½ me sirvieron para almacenar aplicaciones y programas, de forma más consistente y ocupando menor tamaño. Por entonces cuando los discos duros no venían de serie en los equipos informáticos, nos permitían intercambiar programas de forma sencilla.

Es necesario mencionar que el MS-DOS, sistema operativo de Disco, haciendo alusión al disquete, creado por Microsoft, influyó enormemente en el devenir de los sistemas operativos futuros. A través de las diferentes versiones, íbamos añadiendo discos a su sistema. De 1 a 2, de 2 a 3 etc.

 

Luego llegaron las densidades en los discos de 3 ½. De los 720 Kb a los 1,44 Mbs por disco. Muchos de nosotros intentábamos ahorrar dinero haciendo un pequeño agujero en la parte superior a lado contrario de la lengüeta protectora, para simular la doble densidad. En muchas ocasiones se lograba, pero se corría el riesgo que durase menos el disco.

taladro-disquete

Los disquetes (cuyo nombre fue escogido para ser similar a la palabra «casete»), gozaron de una gran popularidad en las décadas de los ochenta y los noventa, usándose en ordenadores domésticos y personales tales como Apple II, Macintosh, MSX 2/2+/Turbo R, Amstrad PCW, Amstrad CPC 664 y Amstrad CPC 6128 (y opcionalmente Amstrad CPC 464), ZX Spectrum +3,Commodore 64, Amiga e IBM PC para distribuir software, almacenar información de forma rápida y eficaz, transferir datos entre ordenadores y crear pequeñas copias de seguridad, entre otros usos.

Momento aquel, que los compresores cobraban importancia. Compresores de disco, compresores de sistema. Y utilidades como el 2M, que permitía formatear y exprimir los discos a un tamaño de 2Mbs era algo realmente interesante,  usado y sorprendente. Es de ley mencionar a Ciriaco García de Celis un programador de Castilla y León. Tanto era así, que grandes compañías, empezaron a crear sus formatos extendidos para la distribución de software en disquetes. Podemos hablar de IBM con su XDF (hasta 1860 Kb.), o Microsoft con el DMF (hasta 1680 Kb.), usaron también este tipo de formatos.

Muchos almacenaban de forma permanente el núcleo de sus sistemas operativos en memorias ROM, pero guardaban sus sistemas operativos en un disquete, como ocurría con CP/M o, posteriormente, con DOS.

Todo cambio con la llegada de los discos duros en los ordenadores. Un nuevo mundo como en 1492, pero a qué precio.

Por eso nos apoyábamos en otras unidades como la Iomega ZIP, muy extendida dadas sus capacidades para realizar copia de datos externa.

La capacidad y velocidad, tiempos de acceso, revoluciones de los discos ha ido evolucionando con las diferentes configuraciones de procesador y memoria marcadas por los diferentes fabricantes.

Los discos duros, comenzaron siendo de 10 Mbytes (Si, megas), 20, 40, 60, 80, 120 hasta llegar al 1 Gb, y los teras actuales.
Todo encaminado hacia los Petabytes y Exabytes. No veremos los Zetta, ni los Yotta, ni los Brontobytes, ni los Geobytes.

Posterior al Amstrad CPC, recuerdo el Oliveti PCS 286 empleado en el instituto con el nuevo maravilloso ratón que incorporaba. Aquel equipo, que tenía la serie Assistant como paquete ofimático y un disco duro de 20 Megas. También recuerdo con nostalgia la serie Schneider Euro PC que tenía mi amigo y vecino del noveno. Aquellos maravillosos años. Donde Hércules no era un héroe, sino una empresa que fabricaba tarjetas gráficas. Aquella época donde el mundo clónico comenzaba a hacer competencia a las marcas.

Dejo atrás numerosas siglas que no único que hacen es llenar de recuerdos vagos mi memoria. ¡¡Ay!! amigo del noveno, administrador de towernet, si en los debates que teníamos,  si hubiésemos adivinado lo que se avecinaba y las tecnologías que nos deparaban, hubiésemos sido los reyes del mundo.

olivetti

Ordenador utilizado en las clases de informática en el Instituto, años 90

Hacia mediados de los noventa, la distribución del software fue migrando gradualmente hacia el CD-ROM. Primero los lectores aumentando de velocidad con el tiempo, y las grabadoras que fueron bajando su precio de forma paulatina, con ello el aumento de la piratería de discos de audio, de la piratería de películas en CD en formato DIVx, de la generación de CDs con varios LPs en formato MP3.

Considero que el CD “estandarizo formatos” basados en la compresión. Y puedo decir con temor a represalias que sirvió para muchos propósitos, entre ellos la piratería.

Los DVDs a nivel de datos fueron y son muy empleados, no tanto los BlueRay. El mercado DVD sigue aguantando con el paso del tiempo. Las unidades DVD pueden leer discos CDs, pueden grabar Cds y DVDs, aumentar su capacidad. Vaticino que están destinadas a desaparecer con el tiempo. Tiempo atrás quedaron aquellos equipos que traían unidad, grabador de CDs, y unidad de DVD.

El gran cambio lo ha marcado el abaratamiento, el aumento de velocidad y capacidad de las memorias electrónicas de almacenamiento.

Claro, nos fiamos de los CDs o DVDs pero el soporte puede ser deteriorado por arañazos que afecten a los pits (marcas del almacenamiento) u hongos que devoran la superficie.

hongo-cd

Siendo más micólogos que informáticos, el hongo en concreto es de tipo Geotrichum, capaz de introducirse en la capa de aluminio de los discos o DVDs y alimentarse de su contenido, destruyendo por completo la información que estos almacenan.

La llegada de las USBs o pendrives, tarjetas de memoria de diversos tipos y especificaciones, empleadas en diversos dispositivos como cámaras, móviles, unidades de grabación, etc. En substitución de las unidades ópticas y disqueteras.

El cambio actual de los discos duros mecánicos a unidades SSD o memorias de estado sólido sustituirá en los próximos años a las unidades internas y externas mecánicas de almacenamiento.

El soporte esta en manos de las empresas de almacenamiento que cada vez más realizamos de forma consciente o inconsciente en la nube.

Es curioso, pero se supone que con la cantidad de equipos e información existente en Internet, con la posibilidad de descargarnos contenidos en cualquier momento, tendemos a almacenar información, de forma constante y ocupar espacio en unidades. Las necesidades son cada vez mayores, pero la necesidad de avance tecnológico condujo al  cloud computing o computación en la nube, por cuya virtud todos los datos de la empresa se encuentran disponibles en «todo momento» en Internet, aunque,¿realmente nos fiamos, es seguro?

En fin, no sé, pero espero que mucho quede por escribir, muchas cosas por almacenar. Y sobre todo no medios, sino personas,  para que lo podamos contar.

 

audio-palentinoDescargar AUDIO- Accesibilidad
Audio creado con Balabolka.

 

Etiquetas:,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Home Formacion El universo de almacenamiento, y más allá. Algo de historia anecdótica.
© www.palentino.es, desde el 2012 - Un Blog para compartir conocimientos ...

Uso de cookies en mi sitio palentino.es

Este sitio web utiliza cookies para que tengamos la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies